Macron enviará mil agentes más a San Martín
INTERNACIONAL | | 2017-09-13 | Agencias
El presidente francés, tras evaluar los daños que dejó ‘Irma’, dijo que la reconstrucción se enfocará en modernas estructuras residenciales diseñadas para aguantar tormentas
El presidente francés, Emmanuel Macron, anunció el envío de mil agentes suplementarios de las fuerzas del orden a la parte francesa de la isla de San Martín, en las Antillas.

Los enviados se añadirán a los cerca de 2 mil que ya están para evitar los pillajes que se han producido tras el paso del huracán “Irma”.

Macron, que se encontraba desde ayer en San Martín, antes de desplazarse a San Bartolomé, otra isla francesa afectada por “Irma”, consideró inaceptables esos robos, en declaraciones a los medios.

De acuerdo con las cifras oficiales, en la parte francesa de San Martín hubo 11 muertos a causa del ciclón, a lo que se añaden varios desaparecidos.

Además, expresó que ese refuerzo, que incluye gendarmes, policías y personal de protección civil, se materializará antes de que termine la semana.

Insistió en que los esfuerzos de la Administración se están concentrando en la vuelta a una vida normal en la isla, tan normal como sea posible.

Eso pasa, en particular, por el restablecimiento progresivo del abastecimiento de agua con dos plantas desalinizadoras que deben llegar desde Estados Unidos, ya que las instalaciones en San Martín quedaron inutilizadas.

El Ministerio de Defensa, por su parte, indicó en un comunicado que uno de los mayores navíos de la Armada, el "Tonerre", partió este miércoles del puerto de Tolón en el Mediterráneo, una de las principales bases navales de la Francia metropolitana, en dirección de las Antillas, donde debe llegar en una docena de días.

A bordo van más de 500 hombres con mil toneladas de material, 116 vehículos y maquinaria del Ejército, y 26 para la Policía y la Gendarmería.

Por otra parte, Gran Bretaña prometió incrementar la ayuda de emergencia y a largo plazo para sus islas caribeñas azotadas por el huracán.

El secretario británico de Exteriores, Boris Johnson, dijo que Gran Bretaña debe de actuar rápidamente para brindar ayuda, mientras que la primera ministra Theresa May manifestó al Parlamento que otros 33 millones de dólares estarían disponibles, aparte de los 32 millones ya prometidos.

Esto va a ser un trabajo muy, muy, muy grande", dijo Johnson mientras recorría cuartos dañados por el agua en un hospital de la isla de Anguilla.

Añadió que Gran Bretaña necesita apresurarse para que las cosas vuelvan a la normalidad.