EL CLIMA
CD. VICTORIA
El tiempo - Tutiempo.net
NVO. LAREDO
El tiempo - Tutiempo.net
REYNOSA
El tiempo - Tutiempo.net
MATAMOROS
El tiempo - Tutiempo.net
TAMPICO
El tiempo - Tutiempo.net
Los 10 mejores libros del 2020
CULTURA | | 2020-12-29 | Agencias
2020, el año de la pandemia, ha sido también el año en el que muchos lectores encontraron el tiempo anhelado para la literatura. El balance del año incluye así unos cuantos libros, incluidas estas novelas, crónicas y memorias traducidas
SALVAR EL FUEGO, GUILLERMO ARRIAGA
PREMIO ALFAGUARA DE NOVELA 2020 Una historia de amor entre el miedo y la rabia en un país dividido Por el autor de El Salvaje, Amores perros, 21 gramos y Babel. Salvar el fuego es una historia que explora la capacidad de los seres humanos para cruzar las fronteras de la locura, el deseo y la venganza. De tintes shakespearianos, ritmo trepidante y gran tensión, esta novela relata las paradojas de un país y las contradicciones más feroces del amor y la esperanza.

‘LOS CHICOS DE LA NICKEL’, DE COLSON WHITEHEAD
Whitehead se ha convertido en el escritor que más concienzudamente se esfuerza por novelar la historia de la comunidad africana en America del Norte, Esta vez, su foco se pone en la educación idealista pero siniestra diseñada para convertir a los negros en buenos blancos. El escenario es esta vez un internado temible que sólo deja margen para sobrevivir.

‘NO TODOS LOS HOMBRES HABITAN EL MUNDO DE LA MISMA MANERA’, DE JEAN PAUL DUBOIS
El Premio Goncourt de este año parace una novela norteamericana más que francesa. Si hasta resulta que el principal escenario es Canadá, con su interminable norte al que huyen sus personajes, permanentemente empeñados en alejarse de lo que quieren para hacerse una idea de lo que son. acabarán en la cárcel o algo peor pero algo de amor encontrarán.

‘ALMAS Y CUERPOS’, DE DAVID LODGE
Londres, años 50: una congregación de universitarios católicos hacen piña en torno a un carismático sacerdote. Son aplicados, célibes y rigurosos, se enamoran, se comprometen y quizá tengan unos cuantos momentos de felicidad. Sin embargo, ignoran que les esperan son los años de la liberación sexual, que quebrarán sus certezas, sus lealtades y sus idealismos.

‘EL BANQUETE ANUAL DE LA COFRADI?A DE SEPULTUREROS’, DE MATHIAS ENARD
La nueva novela del Premio Goncourt de 2017 parece pensada para descansar junto a sus otras grandes obras, Zona y Brújula: novelas colosales, ambiciosas, evocadoras, casi anacrónicas… Esta vez, el viaje no es hacia Oriente ni hacia los Balcanes sino hacia una especie de Francia vaciada, poblada por chalecos amarillos y admiradores secretos de Rabelais.

‘AL OESTE DEL EDE?N’, DE JEAN STEIN
Un poco reportaje, un poco historia oral, un poco columna de cotilleos… y, en conclusión, una señora novela. Al oeste del Edénempieza narrando el despegue de la ciudad de Los Ángeles como la gran urbe de su tiempo, narra sus años de esplendor económico y cultural y se regocija en su lenta y teatral decadencia.

‘ELIJO A ELENA’, DE LUCIA OSBORNE-CROWLEY
Otro libro testimonio. Lucia Osborne-Crowley era una gimnasta australiana que se preparaba para participar en los Juegos Olímpicos, cuando sufrió una violación que quebró para siempre su físico, su ánimo y su carrera como deportista. El relato de aquellos hechos, crudísimo, tiene un sentido de redención personal.

‘ENERO SANGRIENTO’, DE ALAN PARKS
Glasgow, 1973. Sólo con nombrar el escenario y el tiempo de Enero sangriento ya está explicado el gran aliciente de la primera aventura del muy disfuncional agente McCoy. El crimen, esta vez, es un cruce entre la violencia machista, el nacimiento de la cultura de la heroína y el sectarismo religioso en la principal ciudad de Escocia.

‘TODO EN VANO’, DE WALTER KEMPOWSKI
Todo en vano parece un libro de otra época. En un caserón de Prusia, en 1945, en ese momento en el que el Ejército Ruso ya avanza como una locomotora hacia Berlín, una viuda aristócrata alemana, no suficientemente nazis para sus vecinos, sobrevive junto a su hijo a la miseria y a las intrigas.

‘RELATOS’, DE GIUSEPPE TOMASI DI LAMPEDUSA
No sólo el duque de Palma de Montechiaro y príncipe de Lampedusa escribió El Gatopardo. Alrededor de la novela hubo esbozos, páginas que sirvieron de apoyo, digresión o laboratorio y que ahora se dan a conocer. Así, unos recuerdos de infancia, cuando en 1900 tenía tres años y medio: “Mi madre se estaba peinando, ayudada por la doncella, y yo no sé qué hacía, sentado en el suelo en el centro de la habitación”. Son los momentos tranquilos y previos a que la familia se entere de que han asesinado al rey Humberto.